Remitieron al Papa propuestas de políticas de Estado para prevenir el narcotráfico

El observatorio para la Prevención del Narcotráfico (Oprenar) le envió al papa Francisco las conclusiones de un trabajo en el que advierte que la Argentina es un país de "fabricación de drogas" y sugiere propuestas de políticas de Estado para prevenir el narcotráfico.

En el informe se asegura que la prevención y represión de estupefacientes "ha sido un verdadero fracaso" mientras que el coordinador del Opremar, el presbítero Guillermo Marcó, antiguo colaborador del cardenal Jorge Bergoglio, hoy Papa Francisco, alertó que en el tema de la droga "somos un país de negadores".

El documento fue redactado por especialistas laicos y de la Iglesia católica, educadores y representantes de trece universidades argentinas y en las conclusiones de más de un centenar de páginas, se describe la situación de las adicciones y el narcotráfico en el país y se proponen políticas de Estado para hacer frente a este problema.

En tanto, el observatorio cuestionó las propuestas de "liberalizar el consumo recreativo" de algunas drogas, como la marihuana, porque esas iniciativas surgen "de un pseudoprogresismo de carácter individualista, que supone que el mercado por sí mismo y su libre accionar solucionará el problema".

"Por el contrario, la solución de este grave flagelo requiere de una presencia fuerte y decidida del Estado, con clara voluntad política para solucionarlo", advirtió el reporte.

Entre las propuestas, el Oprenar afirmó que "el narcotráfico no puede ser prevenido únicamente a través de la represión de las Fuerzas de Seguridad y el accionar de la Justicia".

"Es necesario actuar sobre los aspectos sociales que conllevan a la conformación de la demanda, la dimensión sanitaria que el problema involucra y los resortes económicos de las organizaciones del crimen organizado", se dijo.

Uno de los puntos destacados es el "fortalecimiento del Poder Judicial y del Ministerio Público Fiscal", en el que se reclama capacitar a jueces y fiscales y modernizar la legislación vigente, según consignó la agencia Aica.

También se exige "prevención y control del lavado de activos", al destacar que sólo hubo cuatro condenas en la Argentina por este delito.

El Oprenar es una iniciativa interinstitucional de la sociedad civil, estrechamente vinculada a diferentes actores del sistema de educación de la Argentina, que tuvo su origen en noviembre de 2014.

Está conformado por la Academia Nacional de Educación, la Academia Nacional de Ciencias de la Empresa, el Consejo de Rectores de Universidades Privadas (Crup), el Consejo Superior de Educación Católica (Consudec) y la Pastoral Universitaria del Arzobispado de Buenos Aires.

También lo integran la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires (UBA), la Universidad Austral, la Universidad Católica Argentina (UCA), la Universidad Católica de La Plata (Ucalp), la Universidad de Ciencias Empresariales y Sociales (UCES) y la Universidad del Salvador (USAL), entre otras casas de estudios e instituciones.

 

FUENTE: www.terra.com.ar. Sección "Argentina", lunes 23 de octubre de 2015.